7/6/17

Jorge Luis Borges: El tótem






Plotino de Alejandría, cuenta Porfirio, se negó a hacerse retratar, alegando que él era solamente la sombra de su prototipo platónico y que el retrato sería sombra de una sombra. Siglos después Pascal redescubriría ese argumento contra el arte de la pintura. La imagen que vemos aquí es la fotografía del facsímil de un ídolo del Canadá; es decir, es sombra de la sombra de una sombra. Su original, llamémoslo así, se erige, alto y sin culto, detrás de la última de las tres estaciones del Retiro. Se trata de un regalo oficial del gobierno del Canadá. A ese país no le importa ser representado por esa imagen bárbara. Un gobierno sudamericano no se atrevería al albur de regalar una imagen de una divinidad anónima y tosca.
Sabemos estas cosas y sin embargo nuestra imaginación se complace con la idea de un tótem en el destierro, de un tótem que oscuramente exige mitologías, tribus, incantaciones y acaso sacrificios. Nada sabemos de su culto; razón de más para soñarlo en el crepúsculo dudoso.







Entre estas fotos no está la incluida en la edición ilustrada de Atlas (1984)
Con María Kodama
©1984, Borges, Jorge Luis
©1984, Edhasa
 


Fotos del Totem Kwa'Guilth por Isaías Garde
Plaza Canadá, Barrio del Retiro, 2012


No hay comentarios:
Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...