19/1/15

Jorge Luis Borges: Al iniciar el estudio de la gramática anglosajona







Al cabo de cincuenta generaciones
(tales abismos nos depara a todos el tiempo)
vuelvo en la margen ulterior de un gran río
que no alcanzaron los dragones del viking,
a las ásperas y laboriosas palabras
que, con una boca hecha polvo,
usé en los días de Nortumbria y de Mercia,
antes de ser Haslam o Borges.
El sábado leímos que Julio el César
fue el primero que vino de Romeburg para develar a Bretaña;
antes que vuelvan los racimos habré escuchado
la voz del ruiseñor del enigma
y la elegía de los doce guerreros
que rodean el túmulo de su rey.
Símbolos de otros símbolos, variaciones
del futuro inglés o alemán me parecen estas palabras
que alguna vez fueron imágenes
y que un hombre usó para celebrar el mar o una espada;
mañana volverán a vivir,
mañana fyr no será fire sino esa suerte
de dios domesticado y cambiante
que a nadie le está dado mirar sin un antiguo asombro.
Alabada sea la infinita
urdimbre de los efectos y de las causas
que antes de mostrarme el espejo
en que no veré a nadie o veré a otro
me concede esta pura contemplación
de un lenguaje del alba.



En El hacedor (1960)
Image: Borges à El Alamo (Texas) en 1961
Photo Life (en espagnol) du 11 mars 1968 
Jorge Luis Borges - Iconographie choisie et commentée par Jean Pierre Bernés 
Bibliothèque de la Pléiade, Gallimard (Paris, 1999)


No hay comentarios:
Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...