28/2/16

Jorge Luis Borges: El desierto








A unos trescientos o cuatrocientos metros de la Pirámide me incliné, tomé un puñado de arena, lo dejé caer silenciosamente un poco más lejos y dije en voz baja: Estoy modificando el Sahara. El hecho era mínimo, pero las no ingeniosas palabras eran exactas y pensé que había sido necesaria toda mi vida para que yo pudiera decirlas. La memoria de aquel momento es una de las más significativas de mi estadía en Egipto.



En Atlas (1984)
Pirámides de Sakkara, 1984




No hay comentarios:
Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...