24/5/15

ABC Madrid: Don Jorge Luis Borges habla de «La poesía de los celtas»







El insigne escritor argentino don Jorge Luis Borges, pronunció ayer su tercera conferencia en Madrid. Esta vez habló, sobre «La poesía de los celtas», en los locales del Instituto Municipal de Educación, en acto organizado por el Club de Amigos de la U.N.E.S.C.O. Ocuparon la presidencia, junto con don Primitivo de la Quintana, presidente del Club, el general Lagos, embajador de la República Argentina; don Gregorio Marañón, director general de Cultura Hispánica; el director general de Relaciones Culturales, señor De la Serna; el académico don Luis Rosales, y otros directivos del Club.

Don Primitivo de la Quintana dijo unas palabras para subrayar la gran satisfacción que sentía por el hecho que fuera don Jorge Luis Borges quien inaugurara el programa de actividades culturales del Club de Amigos de la U.N.E.S.C.O. en Madrid.

Seguidamente el académico don Luis Rosales hizo la presentación del conferenciante, resaltando su condición de escritor representativo de nuestra época.

Don Jorge Luis Borges habló durante cuarenta y cinco minutos con voz cálida y dulce ademán. Escaso de vista, mantuvo la mirada perdida todo el tiempo de su disertación. Las trescientas personas que llenaban el salón siguieron la conferencia con singular interés y silencio.

Comenzó refiriéndose a la ocupación que hicieron los celtas de buena parte de Europa. Hay que detenerse en el caso de Irlanda, pues consiguió salvar dos cosas: la cultura griega y además, gracias a ella, se conservan la lengua, la poesía y la mitología celta. En ninguna parte del mundo occidental se dio una organización de la vida literaria como en Irlanda y en Gales. La carrera de poeta duraba doce años y tenían que someterse a exámenes periódicos. Al principio, en los países celtas, los poetas estaban considerados como magos. Hubo uno del que se llegó a decir que sus versos producían ronchas en la cara. Toda la poesía estaba clasificada. El aprendiz no podía utilizar cualquier metro ni tratar todos los temas. El poeta tenía que conocer la historia verdadera y la legendaria, y estaba obligado al estudio, del derecho. Llegaron a ser un peligro para el Estado.

La poesía celta es de una extraordinaria delicadeza, si bien es verdad que hay textos incomprensibles por haberse perdido parte del material necesario para analizarlo. Uno de los temas preferidos era el de los navegantes.

Hay metáforas que se encuentran en poesías celtas y escandinavas. En aquel tiempo se creía que la forma sublime de este género literario era la epopeya.

El movimiento romántico no sólo fue un estilo literario, sino también un estilo vital. Vino a ser como una exacerbación de los sentimientos, principalmente de la melancolía.

Terminó Borges su disertación manteniendo la opinión de que la poesía de los celtas interesará siempre, porque es un tipo de poesía que se dará perdurablemente. Recibió una prolongada y sincera ovación.
——
Hoy, a las siete y media, el escritor argentino hablará en la sede de la Asociación Española de Cooperación Europea (José Antonio, 43) sobre el tema «Poesía gauchesca».


Almuerzo de homenaje

El director del Instituto de Cultura Hispánica, don Gregorio Marañón, ha ofrecido a mediodía de hoy un almuerzo en honor del ilustre escritor argentino don Jorge Luis Borges.

Asistieron el embajador de la Argentina, don Julio Alberto Lagos; los académicos don Melchor Fernández-Almagro, don Gerardo Diego, don Vicente Aleixandre, don Rafael Lapesa y don Luis Rosales; don Francisco Trusso, subsecretario argentino de Educación; don Alfonso de La Serna, director general de Relaciones Culturales; don Carlos Robles Piquer, director general de Información; don Guillermo de Torre, don Primitivo de la Quintana, don Iván Ivanissevich, don Julián Marías, don Rafael Gasset, don Manuel Aguilar, don Bartolomé Mostaza, don Juan Fernández Figueroa, don Rodolfo A. Borello, don José Vicente Puente, don Fernando Quiñones y alto personal del Instituto de Cultura Hispánica.

Al final, don Gregorio Marañón pronunció las siguientes palabras:

"Es un honor para él Instituto –honor alegre y entrañable– el que nuestro huésped sea Jorge Luis Borges. Oí su conferencia del jueves en el Ateneo, esa deliciosa metáfora de las metáforas. Y mucho sentí no estar ayer aquí y no haber podido asistir a su magistral lección desde la tribuna de este Instituto, pero estaba en Valencia, firmando con su alcalde los terrenos donde se levantará, próximamente el Colegio Mayor Luis de Santángel. Ha sido un acto de fecunda hispanidad. Dice Borges en uno de sus maravillosos poemas, cantando a Buenos Aires: «La juzgo tan eterna como el agua y el aire». Eso es la Hispanidad: eterna como el mar y el viento. Levantemos nuestra copa en honor de este gran soldado de esa fina y sublime hispanidad que son Argentina y España."

Don Jorge Luis Borges agradeció con emocionadas frases el homenaje que se le tributaba.


En ABC Madrid, 3 de febrero de 1963
Página 69, Archivo  Hemeroteca

No hay comentarios:
Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...