1/1/15

Jorge Luis Borges: Habla un busto de Jano






Nadie abriere o cerrare alguna puerta
sin honrar la memoria del Bifronte,
que las preside. Abarco el horizonte
de inciertos mares y de tierra cierta.
Mis dos caras divisan el pasado
y el porvenir. Los veo y son iguales
los hierros, las discordias y los males
que Alguien pudo borrar y no ha borrado
ni borrará. Me faltan las dos manos
y soy de piedra inmóvil. No podría
precisar si contemplo una porfía
futura o la de ayeres hoy lejanos.
Veo mi ruina: la columna trunca
y las caras, que no se verán nunca.






En El oro de los tigres (1972)
Foto: Borges en el jardín de Villa Igea (Palermo, Sicilia)
© Ferdinando Scianna/Magnum Photos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...