10/1/15

Jorge Luis Borges - Adolfo Bioy Casares: Traducción de «Macbeth»







Hay en ti demasiada ternura humana, para que elijas el camino más corto. Querrías ser grande, no te falta ambición, pero sí la indispensable maldad. Preferirías amar rectamente lo que tanto deseas. No te resuelves a deshonrar, pero admitirías un tiempo innoble. Querrías alcanzar, ilustre Glamis, lo que ahora grita en tu alma: “Así debes obrar, así ejecutar” lo que tienes más miedo de hacer, que voluntad de no haber hecho. Ven aquí, para que vuelque mi ánimo en tu oído y borre en palabras lo que te detiene ante el círculo de oro, que el destino y la mediación de la magia, ya reservan.

Entra un mensajero
Lady Macbeth. ¿Qué noticias traes?
Mensajero. El rey llega esta noche.
Lady Macbeth. Es insano lo que dices.
¿No está con él tu amo? ¿Y no me avisa, para recibirlo?
Mensajero. Repito que es verdad lo declarado. Nuestro amo está en camino.
Un compañero que se adelantó me trajo, casi exhausto, la noticia.

Sigue 8 pp después

Jorge Luis Borges - Adolfo Bioy Casares
Oscar Hermes Villordo, Genio y figura de Adolfo Bioy Casares, Buenos Aires, Eudeba, 1983


Aclaración

De reproducción facsimilar de Acto I, Escena IV, en Genio y figura de Adolfo Bioy Casares, de Oscar Hermes Villordo, sin fecha. La traducción de Macbeth por parte de ambos nunca fue publicada. La entrada correspondiente al día martes 24 de noviembre de 1970 del libro Borges, de Bioy Casares, dice: Con Borges empezamos la traducción de Macbeth. Llegó con las primeras cuatro líneas traducidas, escritas de mano de su madre:
"Escena I. Campo Abierto. Truenos y relámpagos. Entran las brujas.
1ª Bruja: ¿Cuándo otra vez
seremos una sola cosa las tres?
¿En el fragor de la violenta
revelación del rayo y la tormenta?"

En el libro En diálogo II, de Osvaldo Ferrari, Borges dice: «Bioy Casares y yo hicimos una traducción de Macbeth, y tradujimos eso como: "Cuando bajo el fulgor del trueno" (una confusión deliberada entre el trueno y el rayo) "Otra vez seremos una sola cosa las tres" ... Hicimos una traducción de tres o cuatro escenas, y luego no sé por qué -uno nunca sabe por qué ocurren esas cosas- cesamos, dejamos esa tarea de lado.»


Cortesía: Biblioteca Jorge Luis Borges
Fuente foto (sin data)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...